Un nuevo estudio describe muchas maneras de detener el deterioro cognitivo y reducir el riesgo de demencia a medida que envejecemos.

Ya estás llegando a una cierta edad y probablemente te haya sucedido que entras a una habitación y olvidas a lo que fuiste, pierdes constantemente las llaves de tu auto o abres el refrigerador y se te olvidó lo que querías, no importa lo mucho que te esfuerces, tu mente se queda en blanco.

Es en estos momentos cuando nos hacemos dos preguntas fundamentales: ¿Esto es un signo de Alzheimer? ¿Estoy perdiendo mi capacidad mental por la edad?

Si tienes estas preocupaciones, no estás solo. Una encuesta reciente realizada por la Asociación de Alzheimer mostró que el 60 por ciento de las personas en todo el mundo creen, incorrectamente, que el Alzheimer es una parte inevitable del envejecimiento, una preocupación que solamente es superada por el cáncer. La buena noticia es que en estos días hay más información que nunca sobre cómo evitar el deterioro cognitivo y mantenerse alerta en nuestros años crepusculares.

Existen formas de distinguir los problemas de memoria normales relacionados con el envejecimiento, y los de la demencia o el Alzheimer: si no podemos recordar los detalles de un evento o conversación de hace un año, eso es normal; pero si no podemos recordar los detalles de un evento o conversación de la semana pasada, puede que ya tengamos que ir con el médico.

Estos son los tres factores de riesgo principales para el deterioro cognitivo:

  • Edad avanzada. (A los 85 años, un tercio de nosotros experimentará algún deterioro cognitivo).
  • Un familiar con historial de Alzheimer.
  • Uno de los pocos genes heredados extremadamente raros.

Incluso si tienes tales factores de riesgo, no necesariamente desarrollarás la enfermedad. Además, hay muchos pasos preventivos que puedes tomar.

5 Maneras de Detener el Deterioro Cognitivo a Medida que Envejeces

1) Desafíate a ti mismo. Una idea especialmente útil es salir de tu zona de confort haciendo algo nuevo, aunque al principio te sientas un poco desconcertado. Esa sensación de confusión es lo que realmente desafía al cerebro a estirarse.

2) Retirarse a algo, no de algo. La jubilación anticipada puede parecer las vacaciones que ha estado esperando, pero puede provocar un deterioro cognitivo grave. De hecho, cuando los investigadores estudiaron a funcionarios públicos en Gran Bretaña 14 años antes y después de su jubilación, descubrieron que la jubilación presagiaba una disminución en su capacidad a corto plazo para recordar palabras.

3) Aprende algo nuevo todos los días. Eso aumentará tus reservas cognitivas. Se realizó un estudio fascinante de los taxistas de Londres, a quienes se les exige que aprueben una prueba que consiste en memorizar un mapa de la ciudad de 25,000 calles y 20,000 puntos de referencia. Según los escáneres cerebrales, los conductores que pasaron esa prueba en realidad habían remodelado una región clave de sus cerebros, fortaleciendo la función cognitiva.

4) Mantente conectado con los demás. Tu cerebro se ejercita cuando interactúas con otras personas. En un estudio, las personas mayores que tenían la menor conexión social al comienzo, experimentaron el doble de pérdida de memoria en seis años en comparación con aquellos que tenían los niveles más altos de conexión social.

5) Trabaja en tu balance. Los estudios han demostrado que las personas que no pueden pararse sobre una pierna durante más de 20 segundos tienen más probabilidades de dañar los vasos sanguíneos pequeños en el cerebro, creando hemorragias pequeñas. Si lo intentaste y no pudiste no te preocupes, incorpora ejercicios de equilibrio en tu día, puedes intentar hacer yoga y disminuir el estrés en tu vida o también puedes intentar con una clase de tai chi. ¿Por qué? Un estudio que se aplicó a practicantes de tai chi a finales de los 60s descubrió que su estabilidad era particularmente fuerte.

El mejor consejo para mantenerte sano en el envejecimiento es simple: haz ejercicio. Un estudio que se les hizo a mujeres de 38 a 60 años encontró que el ejercicio redujo la aparición de la enfermedad del Alzheimer en un promedio de 9.5 años. Eso es algo Increíble ¿No?