La meditación te hace sentir mejor, esto es algo que ya sabíamos pero ahora hay un estudio que lo respalda.

Por lo general, “no hacer nada” es un mal consejo a seguir si quieres sentirte mejor. Sin embargo, un fuerte cuerpo de literatura ahora muestra que la meditación, el arte consciente de no hacer nada más que sentarse quieto, alivia efectivamente el dolor.

Ahora, un nuevo estudio publicado en el Journal of Neuroscience muestra que la meditación logra esto de manera diferente a otros aliviadores de dolor, como los opiáceos. “Esta antigua técnica que ha existido durante miles de años está reduciendo el dolor a través de mecanismos novedosos, de maneras que nunca antes habíamos visto”, dice el coautor del estudio Fadel Zeidan, profesor asistente de neurobiología y anatomía en el Centro Médico Bautista Wake Forest.

Te recomiendo leer nuestro artículo de ¿Qué es la Meditación? y Cómo Hacerla en Nuestra Vida Diaria.

En el estudio, Zeidan y sus colegas tomaron a 78 personas sanas y sin dolor y las asignaron al azar a una intervención. Un grupo fue entrenado en meditación de atención plena, una práctica sentada en la que uno se enfoca en la respiración y deja pasar los pensamientos y sentimientos sin juzgarlos, durante 20 minutos al día a lo largo de cuatro días. El grupo de control pasó la misma cantidad de tiempo escuchando un libro leído en voz alta.

Pero… La Meditación Te Hace Sentir Mejor

Los científicos llevaron a todos al laboratorio para un estímulo doloroso: una sonda caliente colocada en la parte posterior de la pierna. Esperaban que las personas que meditaban durante el dolor informaran de que lo sentían menos, como se ha demostrado anteriormente. Pero tenían más curiosidad por ver qué pasaba con los meditadores si se les inyectaba naloxona, una droga que bloquea los receptores opiáceos del cuerpo. “Si la meditación funciona a través de los opiáceos, y estamos bloqueando los opiáceos en el cuerpo, entonces los efectos de alivio del dolor de la meditación desaparecerán”, explica Zeidan.

Para gran sorpresa de los científicos, eso no es lo que pasó, la meditación te hace sentir mejor.

Los meditadores a los que se les inyectó un placebo de solución salina informaron de que sentían un 21% menos de dolor (en comparación con sus calificaciones en la misma prueba de dolor antes de que comenzara la intervención). De manera similar, los meditadores que recibieron naloxona informaron sentir un 24% menos de dolor, lo que sugiere que la meditación alivia el dolor de una manera que no tiene nada que ver con los opiáceos.

Aún no se sabe exactamente cómo. Pero las investigaciones anteriores de Zeidan han demostrado que la meditación activa regiones cerebrales de orden superior asociadas con la regulación de las emociones, la concentración y el control cognitivo, mientras que reduce la actividad en el tálamo, que transmite información dolorosa del cuerpo. Eso ayuda a evitar que la información dolorosa se extienda por todo el cerebro, explica.

La meditación te hace sentir mejor y puede resultar especialmente útil para las personas que toman analgésicos, entre las drogas más comúnmente prescritas en América. “Si la meditación funcionara a través de los opiáceos, y alguien fuera adicto a los opiáceos para el dolor, tendría que meditar como el Dalai Lama durante décadas para producir suficientes opiáceos en su cuerpo para igualar esa tolerancia”, dice Zeidan. “Esta es una técnica muy atractiva para los millones de personas que sufren de dolor crónico y que buscan una terapia de dolor no opiácea”.

Zeidan está probando la intervención en personas con dolor crónico. “Este es sólo otro estudio que descubre que no hay que ser monje para cosechar los beneficios de la meditación”, dice. “Con sólo 80 minutos de práctica, estamos viendo reducciones dramáticas en el dolor”.

Te recomiendo leer nuestro artículo de ¿Qué Son Los Mantras? Y Por Qué Son Tan Poderosos

Tagged in: