Todos queremos unas vacaciones, a veces del trabajo, a veces de nuestras familias, a veces simplemente de la vida diaria. El estrés nos afecta a todos, e imaginar un lugar al que podemos ir y que donde el estrés no nos sigue suena mágico, pero es un lujo que solamente sucede una vez al año para algunos y una fantasía para muchos otros.

Pero, ¿hay manera de obtener algunos de los beneficios de la playa sin la arena y el sol?

Pues… Tal vez.

Si tú (como la mayoría de nosotros) no puedes reservar seis días en un retiro en California, ¿qué puede hacer la meditación por nosotros?

Primero, hablemos sobre el efecto vacacional. No solamente es ese cosquilleo que sientes cuando desactivas las notificaciones de tu celular, es una realidad estudiada científicamente. Investigadores reclutaron a 94 mujeres de entre 30 y 60 años para participar en un retiro de seis días en un resort en California. (¡Invítenme!) Las mujeres se dividieron en grupos: meditadoras regulares, no meditadoras y no meditadoras que optaron por un programa de meditación durante el retiro.

Se les extrajo sangre al comienzo y después de las vacaciones, se evaluó la presencia de patrones genéticos y biomarcadores relacionados con el envejecimiento. Se detectaron cambios en la expresión génica, y los resultados de esos cambios (como la función inmune mejorada) se mostraron en todos los grupos (lo que llaman el “efecto vacacional”). Además, todos los grupos mostraron mejoras en exámenes de depresión y estrés.

¡Por supuesto que pasaría esto! ¡Son vacaciones! ¿Pero qué hay de las meditadoras?

Resulta que las mujeres que no habían meditado y se inscribieron para participar en la meditación en el retiro mostraron un mayor control del estrés después de las vacaciones en comparación con las que simplemente se tomaron vacaciones sin meditar. De hecho, después de 10 meses los niveles de estrés y depresión de las vacacionistas que no meditaban regresaron a como estaban antes de las vacaciones, mientras que las meditadoras regulares aún mostraron mejoras, y las meditadoras novatas mostraron aún más.

Ahora, eso no significa que la meditación pueda producir el efecto vacacional por sí mismo. Pero si tú (como la mayoría de nosotros) no puedes reservar seis días en un retiro en California, ¿qué puede hacer la meditación por nosotros?

Bueno, para empezar, podría disminuir la ansiedad, volverte menos agresivo, aumentar tu compasión y reducir el estrés.

Suena como unas vacaciones que necesito en mi vida YA.